Buscar

Pepe Pérez Plano

El peso de la responsabilidad

Aprovechando que me tocó tomar el relevo en #LecturasMasDemo @mas_demo con el “Peso de la Responsabilidad”, recojo y extiendo aquí un poco el hilo.

La obra recoge unos ensayos que Tony Judt realizó a finales de los años 90 para la Universidad de Chicago sobre Albert Camus, Raymond Aron y Léon Blum y que Taurus editó en español en 2014.

Nos ofrece las reflexiones del autor sobre tres pensadores franceses caracterizados por defender sus convicciones en contra de las posiciones dominantes en la izquierda de su época.
No es la primera vez que nos encontramos con la influencia francesa y de sus intelectuales en las #lecturasmasdemo. Vaste recordar los hilos sobre «Le gran Recit» o “La historia olvidada del liberalismo”.

En el caso que nos ocupa, en un momento de incertidumbre y desasosiego a nivel social, los análisis de Tony Judt iluminan algunas sombras de nuestra época animándonos a todos, pero especialmente a la clase política e intelectual, a mantener nuestra integridad e independencia a la vez que el rigor en el análisis. Además de proponer una mirada bien documentada sobre los perfiles de los tres personajes y su época, sus debates morales y sus posicionamientos, el autor nos ofrece reflexiones que podemos traer a nuestros días y aplicar a nosotros mismos.
Ya en la introducción Judt es contundente “Hay un tipo de irresponsabilidad característicamente intelectual (…)”, tiene que ver “con el auténtico cometido de un intelectual :las cosas sobre las que estudiosos, escritores, novelistas, periodistas y otros eligen pensar y en las que invierten sus energías para comprender”
Su reflexión, relacionada con la primera mitad del siglo XX, impacta de lleno en algunas dinámicas de comienzo del XXI. La contribución de los intelectuales a los debates de la época “fue a menudo inversamente proporcional a su conocimiento del tema sometido a discusión. (…) Sea cual fuere el conocimiento especializado que pudieran haber aportado (…) quedó neutralizado por las expectativas de que, en calidad de intelectuales, tenían que ser capaces de hablar sobre cualquier cosa”. “La solvencia ocupaba un segundo lugar respecto a la afiliación política o ideológica”.
Nos define la irresponsabilidad en su escrito como “la propensión en varias esferas de la vida pública a descuidar o abandonar la responsabilidad intelectual, moral o política”, responsabilidad que a su entender “incluye el deber de estar callado cuando no tienes nada que decir”.
Blom, Arón y Camús comparten según Judt que los tres eran anticomunistas, algo que en sí mismo no era ni distintivo ni garantía de una conducta responsable. El ensayo se centra en ver cómo fue su modo de ser anticomunistas lo que les hizo útiles para comprender su país y su tiempo. Especialmente en una época en la que “Los intelectuales franceses hablaban de libros que no habían leído, propugnaban doctrinas que no comprendían y criticaban políticas de sus gobernantes en tanto que carecían de cualquier alternativa razonable que proponer por su parte”.
Afortunadamente, en estos años que nos toca vivir y trasladando la reflexión a nuestro país estamos en otra posición y estas reflexiones no nos interpelan… ¿o sí?

Mis predicciones para el Metaverso

El intento ninja de Zuckerberg de hacer desaparecer la crisis reputacional de Faceboock con el humo de Meta no reduce el interés de valorar que puede dar de si esta apuesta de una empresa con miles de millones de dólares en caja y miles de millones de usuarios en las distintas plataformas de su propiedad.

La tecnología, tanto en su capacidad computacional como en su ubicuidad, ha dado avances considerables desde que Second Life en 2003 ofrecía su tanatoverso y que fue derivando en una comunidad virtual sólo para adultos en muchos de sus espacios en declive.

Tenemos pues precedentes poco halagüeños sobre lo que nos puede deparar este nuevo universo virtual. Por un lado, las prácticas de los actores del capitalismo de la vigilancia como Faceboock / Meta. Por otro el incremento general de la desigualdad en ingresos y los retrocesos en la confianza de jóvenes y no tan jóvenes sobre lo que depara el futuro y la búsqueda de nuevos asideros existenciales.

El discurso que parte de la premisa de “las herramientas son neutras”, es decir no son ni buenas ni malas en sí mismas sino en función de su uso, olvida que en este caso la neutralidad se ha abandonado desde el inicio, en el diseño. Podríamos retrotraernos a Aristóteles y tratar de definir que es un buen “metaverso”, cómo responde a su función, cómo alcanza la virtud que le es propia. Mis cinco predicciones van en este sentido.

En 2030 revisaré estas predicciones, animando también a que algún lector interesado las recupere y valore.

Primera: el uno por mil de las empresas que inviertan en el metaverso se llevarán el ochenta por ciento de los ingresos (0,1% = 80% de ingresos).

Segunda: existirá un nuevo término para referirse al deterioro de salud producido por la ansiedad que generar la imagen propia en el metaverso de los adolescentes.

Tercera: habrán aparecido varios escándalos sobre el uso de los datos y la intimidad en el metaverso. Las empresas implicadas entonarán el mea culpa y reconocerán el error que será debido a “malentendidos”, “fallos puntuales” o “técnicos poco competentes” poniendo parches que no resuelven el problema de origen que viene, de nuevo, desde el propio diseño.

Cuarta: existirá un metaverso chino/ asiático, controlado y dirigido no tanto por las empresas como por el gobierno chino. Estar o no, ser o no en el metaverso chino dependerá de ser un buen ciudadano según los patrones del estado.

Quinta: el metaverso moverá miles de millones de dólares generando tan sólo un 5% de empleos que negocios similares producen en el universo real. Por contra la valoración en bolsa de estas iniciativas tendrán 10 veces más valor que las que generan 20 veces más empleo.

Traerá también ventajas en temas como la formación, el ocio, incremento de la productividad de cierto tipo de empresas, mejora en las reuniones virtuales… pero todas estas ventajas, si no se trabaja ahora para revertir o al menos mitigar algunos de los aspectos comentados, difícilmente ayudarán a crear una sociedad mejor para la mayoría de nosotros.

Mientras tanto en Europa podemos sentirnos orgullosos de que existan iniciativas legislativas, de las que el Reglamento Europeo de Protección de datos es un ejemplo, que tratan de encauzar la tecnología en búsqueda de impactos positivos en las personas o al menos de tratar de evitar los negativos.

Cajal, sapiens, la Almudena y tres recomendaciones.

En el muy recomendable libro “La vida contada por un sapiens a un neandertal” de Juan José Millás y Juan Luis Arsuaga (Alfaguara 2020) hay un breve apartado al final ya del libro, cuando se trata el tema de la posteridad, en el que los autores visitan la tumba de Ramón y Cajal.

Mi primera recomendación es leerse el libro. Divulgación científica de tono ligero y ameno. Engancha y es una muy buena lectura sea en verano o en cualquier ocasión.

Cuando llegues a la última parte seguro que te surge la misma inquietud que a mí. Arsuaga habla de la figura de Ramón y Cajal, su relevancia en el progreso científico que lo sitúa a la altura de Newton o Darwin, y en su visita al Cementerio de la Almudena contempla el mal estado de su tumba y habla del poco éxito que tuvo el propio Arsuaga en convencer para que se pudiera mantener la casa en la que vivió el Nobel en Madrid.

Con los comentarios sobre el estado del lugar de último descanso de nuestro ilustre laureado lo primero que aparece en la mente inquieta es el interés por ver si a tumba sigue así o precisa de atención.

Tras alguna búsqueda por internet, al menos con mi habilidad, uno no acaba de saber si sigue en mal estado o se ha invertido en su mantenimiento desde la salida del libro. Dado que es de 2020 creo que la conversación de Arsuaga y Millás será de al menos un año antes, tiempo suficiente para que se haya hecho algo, más aún con la repercusión del libro.

Segunda recomendación: Visita al cementerio de la Almudena. No había estado nunca y mereció la pena una breve excursión, aunque por sus dimensiones puedes perder un par de días en visitar todos sus recovecos. Lo mejor es el plan con dos amigos incondicionales para poder, una tarde de agosto, acercarnos a ver con nuestros propios ojos la tumba de Don Santiago y de paso reflexionar sobre la posteridad, el recuerdo , la vida y la muerte.

La tumba no está muy lejos de la entrada principal y , aunque en el mapa que ofrecen fija la manzana del emplazamiento, hay que darse un pequeño paseo hasta localizarla en una de las esquinas. Y está bien mantenida. Mi agradecimiento a quien se haya tomado la molestia. Los tres amigos nos hemos citado para octubre de 2034, a los 100 años de la muerte del célebre catedrático para comprobar si sigue bien en su descanso.

Con la sensación de que hay cosas que funcionan, aunque sea tras mucho esfuerzo, mis amigos y yo nos fuimos de cena casera y ligera. Luego un buen ron , unos puros y una larga conversación sobre la vida, la muerte de los seres queridos, las sorpresas agradables que a veces te surgen y de como ratos así, de conversación sin prisa, nos renuevan las esperanzas sobre la humanidad, nos ayudan a digerir y compartir experiencias personales que nos marcan y quien sabe si mantendrán nuestro recuerdo en los amigos cuando ya no estemos.

Tercer y última recomendación. Búscate excusas para compartir ratos así con gente a la que aprecies de verdad. Cualquier excusa es buena; un libro, un reencuentro, probar un buen ron o la tumba de una Nobel. Ya ves que excusas no te van a faltar.

¿Quién controla el futuro?. Jaron Lanier. Editorial Debate.

Hace ya unos meses me leí este libro en el marco de un proyecto.  Hubo unas cuantas ideas que me parecieron novedosas e inquietantes por su análisis de partida  y planteamiento. Te recomiendo su lectura, al menos de la primera parte. Si decides no leértelo te ofrezco mi reader diggest particular con alguna reflexión.

Seguir leyendo «¿Quién controla el futuro?. Jaron Lanier. Editorial Debate.»

El síndrome de Elvis.

Llega la segunda entrega de “10 cosas que aprendes cuando te apuñalan por la espalda”

Uno de los aspectos que más interés ha despertado ha sido el “Síndrome de Elvis”: No importan los hechos, no importa la realidad, lo que importa es que … Elvis sigue vivo.

¿Quién no se ha encontrado en su vida con personas que piensan que el hombre nunca ha llegado a la luna y las pirámides las construyeron extraterrestres?
Seguir leyendo «El síndrome de Elvis.»

¿Tienes más de 55 años y quieres trabajar?. Difícil pero no imposible.

Se ha publicado recientemente (septiembre 2015) el Índice Global de Envejecimiento 2015  que contiene algunos análisis muy interesantes.

Me gustaría ofrecer un doble enfoque sobre algunos aspectos que aborda el informe. Comentar “lo mejor y peor” de nuestra posición. Una pincelada sobre las personas mayores de 55 años que se encuentran en el mercado laboral y otra para los ya jubilados y su estado de salud, centrándonos en ambos casos en España.

España, junto con Uruguay, tiene el triste honor de descender 4 puestos de 2014 a 2105, pasando del 21 al 25, si valoramos los 40 primeros países de los 96 que analiza el informe.

Lo especialmente preocupante es que ocupamos el puesto 78 de 96 en “Capability” o competencias, donde hemos bajado nada menos que 22 puestos en un año. Este ámbito se compone de dos aspectos, el empleo en las personas mayores (55 a 64 años) y  sus niveles educativos. Dado que el nivel educativo es muy difícil que tenga una gran variación a la baja en un solo año, es fácil ver el tremendo impacto del desempleo en este colectivo.
Seguir leyendo «¿Tienes más de 55 años y quieres trabajar?. Difícil pero no imposible.»

10 cosas que aprendes cuando te apuñalan por la espalda.

Hace más de año y medio soporté un profundo proceso de aprendizaje personal con un intenso episodio de lucha de poder por el control de una empresa.
Aunque logramos mantener el control de la compañía, tanto la entidad como varias personas sufrimos enormemente. El «asalto al poder» trajo una considerable cantidad de guerra sucia, interna y externa. Algunos salimos con varias puñaladas en la espalda.
Colaboradores y amigos me han insistido durante todo este tiempo en trasladar lo ocurrido, y en algún caso sacarle a más de uno los colores. Sin embargo, por mi naturaleza, me interesa más tratar de destilar lo aprendido y compartirlo.
El libro «¡Traición!:10 cosas que aprendes cuando te apuñalan por la espalda» tardará aun en publicarse, así que voy a avanzar algunos temas en esta y futuras entradas, esperando que sirvan al menos para la reflexión. No oculto que tiene también una parte de proceso «terapútico» personal después de lo sufrido.

Mis 10 aprendizajes son los siguientes:

Seguir leyendo «10 cosas que aprendes cuando te apuñalan por la espalda.»

La energía del futuro… ¡y lo sabes!

La gran ola de Kanagawa - Hokusai

Como cada verano los medios de comunicación se llenan con noticias sobre el número de inmigrantes, sin papeles, refugiados… que se agolpan en las fronteras de Europa.

Hay una necesidad creciente de reflexionar sobre ello de manera pausada y sin las prisas que marcan los titulares. Se necesita valorar las políticas que afectan a estos flujos y los mecanismos más efectivos para revertir las causas que impulsan a personas y familias a buscar un futuro mejor, o al menos distinto, desarraigándose.

Sin embargo  me interesa lanzar algunas ideas sobre esta realidad más centrada en el plano humano y sobre el impacto en empresas y organizaciones. Le he dado unas vueltas antes de decidirme a publicar algo, ya que es un tema que rápidamente  ofrece salidas laterales a  lugares comunes y debates encendidos.

Antes de empezar, sólo una mención un criterio básico que no se puede dejar pasar en este tipo de análisis: el respeto a la dignidad humana y lo que esta representa , “Lo decía Schiller con claridad meridiana: “Cada ser humano constituye en sí mismo el conjunto de la humanidad”.Cada ser humano, indistintamente de sus capacidades diversas y características únicas. “. Esta concepción es un acicate para buscar soluciones razonables en el corto plazo.

Seguir leyendo «La energía del futuro… ¡y lo sabes!»

2015 Human Capital Trends. ¿Estamos preparados para el «Cognitive Computing»?

Como cada año Deloitte ha sacado su informe 2015 Human Capital Trends  donde nos ofrece su análisis de las tendencias y retos en la gestión de las personas. Sin faltar algunos clásicos como el liderazgo y la cultura organizativa llama la atención el interés por lo que el “Cognitive Computing”   (Computación Cognitiva) puede traer a la gestión de las personas, el reparto del trabajo y la mejora en las empresas y organizaciones.

Produce cierta inquietud que mientras la mayoría (6 de cada 10) de los directivos que han participado en el estudio considera este tema como importante o muy importante, sólo un 5% reconoce entender sus implicaciones en profundidad y el impacto real que puede tener.

Seguir leyendo «2015 Human Capital Trends. ¿Estamos preparados para el «Cognitive Computing»?»

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: